Reserva Ecológica Costanera Sur

Sitio realizado por aficionados a la observación de aves desde 10 de enero 2006

Picaflor bronceado - Registros históricos

Orden: - Familia: Trochilidae

06-03-21 © Javier Guillermo González
05-12-20 © Milena LLopis
21-09-20 © Hugo Aguilar
21-12-19 © Luciano Massa

En ceibo Erythrina crista-galli

21-12-19 © Luciano Massa

En salvia azul Salvia guaranitica

21-12-19 © Javier Guillermo González
21-12-19 © Javier Guillermo González
21-12-19 © Javier Guillermo González

En ceibo Erythrina crista-galli

21-12-19 © Javier Guillermo González

En salvia azul Salvia guaranitica

21-12-19 © Javier Guillermo González

En palán palán Nicotiana glauca

23-11-19 © Sergio Cusano
06-07-19 © Javier Guillermo González

En aloe trepador Aloe ciliaris

03-07-19 © J. Simón Tagtachian
06-04-19 © Javier Guillermo González
02-02-19 © J. Simón Tagtachian
07-01-19 © J. Simón Tagtachian
02-12-18 © Javier Guillermo González
26-10-18 © Héctor Horacio García
10-10-18 © Nicolás Giorgio
05-10-18 © Nicolás Giorgio
Total: 94

27-06-17 © Claudia y Tito Di Mauro

Alimentación

12-06-16 © Cora Rimoldi

En esta época del año son pocas las flores que podemos encontrar en la reserva. Una de ellas es la salvia azul Salvia guaranitica, una planta nativa. Y el picaflor las aprovecha

Nido/Nido activo

18-10-14 © Cora Rimoldi

Pelea/pesecución

12-02-12 © Roberto Ares

El palo borracho Ceiba speciosa de la entrada de Viamonte está cargado de flores. Un deleite para nuestros ojos y una nutritiva fuente de alimentación para los picaflores. Ahí estaban un picaflor bronceado, un picaflor común hembra (con ventral grisáceo) y después apareció un picaflor común macho. El picaflor bronceado defendía de los competidores lo que consideraba su árbol. Apenas lo divisaba se le abalanzaba para echarlo. El intruso reaccionaba escapando. El bronceado lo escoltaba para asegurarse de que dejaba las proximidades. Éxito pasajero para el bronceado porque al ratito nomás el competidor estaba de vuelta y vuelta a empezar. Y cuando apareció el macho eran dos flancos que tenía que cuidar. El movimiento de los picaflores es tan rápido que se lograron rescatar solo estas escenas. Se alcanzan a ver dos persecuciones.

Alimentación

03-12-11 © Roberto Ares

Alimentándose en un ceibo

Total: 5